(Des)Conexiones #Blogscritores

mayo 31, 2018

Cierras los ojos y allí estás de nuevo. Paz y tranquilidad es todo cuanto puedes apreciar en este momento, y tienes la certeza total de que no desearás irte en ningún momento de ahí.

Abres de nuevo tus ojos y la luz de la bombilla se cuela hasta el fondo de tus pupilas dejándote, seguramente, con un dolor de cabeza que te perseguirá durante el resto del día. Igual que ayer. Y que antier. Igual que todos los jodidos días de toda la jodida vida, has vuelto a despertar en el mismo y, para variar, jodido cuarto de siempre. Ya no tienes miedo ¿verdad? Miedo a qué le vas a tener ¿al fracaso? por favor, al fracaso solo pueden temerle aquellos que no lo ven como una liberación, como una nueva vía de desconexión ¿al éxito entonces? ¡Qué va! si a ese solo le temen los que no están seguros de lo que harán cuando lo obtengan, aquellos que ya no quieren buscarlo ¿qué van a temerle?

Dime, pequeña rata, ¿dónde quedaron todos esos sueños y esperanzas que me contabas? hace mucho no recibo llamadas tuyas hablando del tema ¿es que ya te arrepentiste? ¿es que ya te sobrepasaron tus delirios? Creí que tardarías más en notar que no estás hecho para esto. No soportarás el siguiente escalón, te lo aseguro.

He de confesarte que es divertido todo esto. Ya sabes, no me molesta mirar cómo te desmoronan por todos lados. Tus padres quieren que seas ejemplar. Tus profesores que rindas como siempre. Tu pareja que sigas siendo tan alegre como de costumbre. Tus amigos que no los dejes plantados... Dime, ¿ya acabaste esos engorrosos trámites que hace tanto tiempo te pospusieron durante tres meses? ¿qué hay de tu perro, ha vuelto a casa? ¡uy!, no me digas que no has acabado aquellos proyectos finales tan importantes que tienes, yo creí que con otras personas tu cargo lo harías mejor que el trabajo individual. Por cierto, me dijeron que seguramente ya puedas ir dando por perdidas las mates. ¡Es una lástima! Con lo feliz que estabas por empezar nuevas conexiones...

Oh, vamos, no llores de esa manera. Que la malicia de mi sonrisa no te engañe, me das pena, de verdad, es decir, tan solo mira cuánto sueño truncado por un poquito de tensión. Anda, ya que estás a punto de quebrarte, cierra tus ojos y desconecta de nuevo; es eso lo que te gusta hacer ¿no? escapar de tu realidad y tus responsabilidades echando un sueñecito, pero toma uno corto esta vez, que en unos minutos debes ir por el bus si no quieres otro retardo y más faltas en la lista.

Cierras los ojos y te deslizas hacía un vacío profundo, hacia la parte más oscura del reino de Izaro. Y ahí te quedas, descansado entre la bruma y el rumor de un... un algo que no sabes identificar.

Abres los ojos. Una vez más. Es tarde. Tienes que correr ahora, aún con ese dolor palpitante martilleando en tus sienes, aún sabiendo que de nada te sirve correr porque, para la hora que es, seguro no lo lograrás, pero bueno, la costumbre siempre vence ¿no? Y bueno, la mañana te ha sonreído, tu asiento no es cómodo y la mujer que está sentada a tu lado parece no entender que hay un espacio delimitado para cada persona, pero peor es nada. Al menos disfrutas del asiento que no tendrías si hubieras salido temprano... ¿qué día es hoy? ¿Jueves? ¿estás seguro? sabes que todo se habrá jodido si no es jueves porque no llevas contigo tu material de trabajo para los miércoles y viernes, pero no te atreves a hablar con la mujer que cada vez te empuja más contra la pared del autobús. Prefieres pensar que, sí, es jueves.

Bueno, finalmente debes estar de buenas, el dolor sigue ahí, la verdad es que dormitar en el autobús no ha ayudado, y correr con la rodilla lastimada después de haberte bajado paradas más adelante, tampoco. Por cierto ¿como sigue la rodilla? no has ido a revisarte al médico ¿cierto? Bueno, en fin, estaba en que debes estar feliz. Es jueves, lograste entrar a la escuela y la maestra te dejó pasar al salón (o puede que sencillamente no notara que te colaste), aunque no luces del todo bien ¿te olvidaste de algo importante? ¿es eso? ¡Pues claro que lo hiciste! Tú, cabeza de chorlito, ¿acaso te parece una buena idea llevarte otras dos materias solo porque no estudiaste para las exposiciones? ¡Anda, desconecta de nuevo si crees que eso te ayuda! pero te aseguro que a tu equipo no le hará mucha gracia. Si tan solo hubieras decidido hacer algo en vez de oírme malbaratar tus intenciones de crecer. Bien sabes que ni tú ni yo razonamos por las mañanas. Estúpidas mañanas... Tu reloj está adelantado, por cierto, debí decirte que en ningún momento fuiste tarde pero ya sabes cómo me entretiene que te estreses.

No has estado del todo mal, ¿sabes? es decir, solo fuiste la que menos habló del equipo, revisaste tus apuntes dos veces y te quedaste sin palabras más de tres pero, pudo haber sido peor, ya sabes, como que, la maestra te hiciera comentarios directos o que hubiera despreciado ese modelo que con tanto esfuerzo lograste que se hiciera en equipo. Ahora el problema es que no sabes nada de tu siguiente exposición, y no parece que vaya a ser larga la espera para que comience. No puedes conectar, tengo la certeza de ello, y te juro que trato de ayudar pero no es fácil hacerlo mientras tratas de responder ejercicios para una materia que tienes ya casi perdida y que, para empezar, ni siquiera logras entender del todo. Algo más: te toca.

Una vez más, no ha sido tan malo, creo que te fue mejor que antes, aunque seguiste perdiendo el hilo de lo que decías en cuestión de segundos ¿qué tienes en mente? porque yo no consigo ver nada ahí dentro ¿será algún enchufe zafado? Tal vez deberíamos cerciorarnos de que no. Ya sabes, la última vez que te sucedió algo parecido, las cosas no acabaron muy bien que digamos. Te dejo con tus ejercicios. Deberías pedirlos si se te da la oportunidad, sabes que por tu cuenta no los terminarás y, bueno, sería tonto de tu parte no cobrar favores cuando más los necesitas.

No los terminaste ¿verdad? ¿al menos los pediste? sería bueno saber que lo hiciste, bastante falta te hace ¿o acaso no deseas ya avanzar? ¡Ey! No te acuestes en el suelo, no es momento para desconectar, tienes aún dos trabajos en los que avanzar y de los que dependen otros además de ti... meh, siempre lo mismo, «Solo un momento», dices, pero bien sabes que menos de eso te basta para desconectar en este estado en el que estás. ¡Oye! ¿me oyes? siempre es lo mismo contigo...

¡Has vuelto! Creí que te quedarías ahí el resto del día, me alegra que no sea así ¿sabes? tienes muchos pendientes deberías apurar con ellos. Anda, empieza por tu blog que es lo que siempre te anima, tienes esa entrada en la que has estado trabajando, o aquella otra de tienes pensada desde hace meses. Más tarde deberías volver al proyecto del negocio... no, espera, para ese necesitas que el resto de tu equipo te mande sus investigaciones... ese déjalo para después, revisa mejor la plataforma educativa. Esa maestra parece tener algo en tu contra, y no son imaginaciones tuyas, te lo digo yo; mejor que tengas con qué defenderte si se le ocurre preguntar por el trabajo de cada quién, así que anda, no te olvides de revisarla, a ver qué se hará ahí. Vamos, yo te miro desde acá mientras trabajas.

Oye... hay otro pendiente, ¿sabes? bueno, siempre lo dejas para el final pero... se me ocurrió que podría ayudar. ¡Hazlo! Prometiste que esta vez lo harías sin presiones, más a tu estilo... ¡Hey! Me encanta ver como fluyes en esto, aunque me estás pintando como un verdadero demonio ¿de veras soy así al despertar? ¡Qué horror!... Te has reído conmigo... extrañaba esto ¿sabes?, creo que tú también lo extrañabas ¿me equivoco? Es un alivio ver que aún no te conviertes en una especie de cosa deprimida que odia la vida. Continúa, también me gusta verte feliz. Creo que ya encontré la conexión que te faltaba. Que nos faltaba...


¡Hola ¿qué tal?!

En esta ocasión he puesto este mensaje algo tarde porque no me da el tiempo ni para respirar y pues el escrito lo hice de volón, copié y pegué (que acabo de notar que no lo justifiqué, ¡Qué horror!). Les agradezco mucho que lo hayan leído, sobre todo porque este es uno que me ha ayudado mucho a desahogarme en un momento fuerte de estrés que no le deseo a nadie. Sin más que decirles, las invito a que se pasen por los escritos de mis compañeras de iniciativa ♡.

  1. La cámara, de Ailuz
  2. -, de Divina
  3. Conectados en esta vida, de Geo
  4. -, de Juliana
  5. Conected, de Zaira

¿Por qué no miras también alguna de éstas?

6 pedacitos de opinión al respecto

  1. Woow muy bonito, me gusto mucho!! besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, guapa!

    Me gustan mucho tus escritos, porque mediante las descripciones tan detalladas me he metido de lleno en la historia. Ay, ya tengo ganas de leer otro escrito tuyo, hehe. Gracias por traerlo a tu blog.

    ¡Besos y nos leemos!

    Marieta ~ Relatos de una náufraga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, cielo <3 ya pronto me toca subir otro así que no te haré esperar mucho ^^

      Eliminar