Los niños de la estrella amarilla, de Mario Escobar

marzo 17, 2018


 Nombre original: Los niños de la estrella amarilla
 Autor: Mario Escobar
 Fecha de publicación: 5  de abril de 2017
 Géneros: Ficción histórica, aventura
Jacob y Moises Stein viven con su tía Judit en París hasta que en agosto de 1942 se desata la gran redada contra los judíos extranjeros. Sus padres, conocidos dramaturgos alemanes, están ocultos en la Francia libre, pero antes de que su tía logre enviar a los niños al sur, los gendarmes los detienen y los llevan al Velódromo de Invierno, donde más de cuatro mil niños, cinco mil mujeres y tres mil hombres tienen que subsistir sin comida ni agua durante cinco días. Jacob y Moisés logran huir antes de ser enviados al campo Drancy. Cuando acuden a casa de su tía en París, ella ha desaparecido y deciden viajar por sí solos a Valence para buscar a sus padres, pero el camino no será ni seguro ni fácil.
¡Hey! ¿Qué tal de nuevo? Hace días que estoy dándole vueltas al hecho de que tengo que completar varias de las reseñas que tengo pendientes antes de que se me olvide lo que quería comentar en cada una, y de momento la que lleva más tiempo esperando es la de este libro que conocí en una LC de la que formo parte (fíjense, ya tanto lleva esperando este libro que hemos leído otros tres en la lectura conjunta y ya vamos a empezar el cuarto) y que me gustó bastante, sobre todo por la época en la que está ambientado y el tema del que habla, ya que no es ningún secreto que los libros históricos, sobre todo si hablan de la época de la Segunda Guerra Mundial, me encantan a más no poder.

Pasando ya a hablar del libro, la historia se centra en la travesía que dos hermanos viven desde el norte de Francia hasta Buenos aires (me parece), Argentina, con el único objetivo de reencontrarse con sus padres en algún lugar donde no se los odie por una religión que apenas conocen. De primera mano tenemos la historia de Moisés y Jacob, quienes poco antes de viajar al sur de Francia para encontrarse con sus padres, son arrancados de casa de su tía Judit dándonos los primeros acercamientos a la repudiable o valerosa actitud de algunas personas con quienes se encontraban; la primera de estas personas es la portera, una mujer que de inmediato da asco pues, a pesar de todo lo que se menciona la ayuda que esta ha recibido por parte de los Stein, no tarda en escupir a los pequeños, insultarlos llamándoles ratas y, de paso, insultar a la tía Judit, asegurando que toda la miseria de los franceses era culpa de los refugiados judíos que allí vivían. Es un personaje que no puede más que asquear y generar odio en el lector, y no por apoyar al partido nazi, sino por lo hipócrita y doble cara que demuestra ser. Para otros personajes como este podemos hablar de la cuñada del carbonero, que encerró a los pequeños Stein en la despensa para entregarlos a los gendarmes, y aún más, se aseguró de que los persiguieran por ciudades después de que escaparan, o al gendarme del velódromo, que no trataba de disimular su desmedido odio hacia los niños e incluso creo que casi llega a matar al pequeño Moisés en un descuido.

Pero descuiden, porque aunque es más que obvio que no todos los personajes de este libro son empanadas de cajeta, y, aunque muchos de los que ayudaron a los hermanos Stein parecían hacerlo más por obligación moral que por verdadero deseo altruista, como el pintor, otros tantos realmente eran personajes que le daba gusto a uno encontrarse como con los señores Perrot y Vipond, que hicieron todo lo posible por hacer llegar a los niños, primero a Le Chambon-sur-Lignon (donde, por cierto, la gente también resultó ser adorable), y después hasta Argentina con sus padres.

Entre los momentos memorables del libro tengo que mencionar varios que me impactaron bastante, y son:
El momento en que la portera trata de ratas a los hermanos Stein, momento que me dio muchísimo coraje y sufrimiento tan solo por imaginar que así se llegó a tratar a las personas en Francia, un país que, se supone, era uno de los que más aceptaban a los judíos. Cuando les dicen a los pequeños que la tía Judith se suicidó, pues es algo que en ningún momento me hubiera esperado de ella, con el carácter y la forma de ser que nos habían presentado para ella. El tiempo dentro del velódromo cuando Moisés es secuestrado por el maldito gendarme, fueron momentos de verdadero pánico imaginando la suerte del pequeño. Cuando Joseph se adentra en un campo de concentración con el único objetivo de estar con su familia, cuando en la redada a Le Chyambon-Sur-Lignon, y cuando la muerte del señor Vepond en la frontera, son de las partes más tristes que puedo recordar del libro, y definitivamente la parte más emocionante de todo, es el reencuentro final con los padres de los pequeños.

Quiero aclarar, después de tanto alago, que no todo ha sido perfecto, y dos cosas que me gustaría recalcar dentro de eso son: Los padres que dejan a sus hijos solos en medio de una guerra en la que en cualquier momento pueden detenerlos y esclavizarlos debido a la religión en la que nacieron; la verdad es que no quisiera juzgarlos mucho por sus actos, según lo que puedo recordar, la tía no estaba registrada como judía, ellos no eran practicantes y, eran otros tiempos en los que, tal vez, separarse de tus pequeños de esa manera no parecía tan riesgoso. De todas maneras, me fastidió un poco que cuando los encontraron estuvieran tan tranquilos y despreocupados, muy a pesar de todas las anteriores reseñas que habían hecho los personajes de unos padres eternamente afligidos. Lo segundo que quisiera mencionar es se les ponen a los niños muchas frases que uno cree que difícilmente diría un niño, al menos en las palabras que usan. Si me creo que los niños hayan podido tener pensamientos como los que tuvieron pero están puestos de tal manera que parece que el autor quería meter frases a la fuerza.

Finalmente, este es un libro con muchas emociones que le recomendaría a cualquiera, pero tengo que aclarar que una cosa que me trastoca mucho cuando leo libros acerca de el imperio nazi es darme cuenta de que no estoy leyendo algo enteramente ficticio, sino que se trata de cosas que de verdad le pasaron a miles personas inocentes. Tal vez se pueda decir que eso me vuelve un poco menos imparcial a la hora de hablar de estos libros pero es que son temas que es necesario conocer y asimilar, así, creo que este libro es muy muy bueno para adentrarse un poco en el tema, así que, dejo la recomendación abierta.
Foto tomada de Hoy
Autor Betseller con miles de libros vendidos en todo el mundo. Sus obras han sido traducidas al chino, japonés, inglés, ruso, portugués, danés, francés, italiano, checo, polaco, serbio, entre otros idiomas. Novelista, ensayista y conferenciante. Licenciado en Historia y Diplomado en Estudios Avanzados en la especialidad de Historia Moderna, ha escrito numerosos artículos y libros sobre la Inquisición, la Reforma Protestante y las sectas religiosas.

¿Por qué no miras también alguna de éstas?

8 pedacitos de opinión al respecto

  1. Ya había escuchado del libro y lo he visto ampliamente recomendando aunque no sé si me sumerja pronto entre sus páginas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también te lo recomiendo mucho ^^ si te decides a leerlo, espero que lo disfrutes <3

      Eliminar
  2. Hola! no había escuchado sobre este libro, me gusta el tema de la segunda guerra mundial pero me tira un poco atrás los puntos que haces mención, esto mismo molestó de "Quédate en la trinchera y luego corre" de Boyne.
    Besos, nos leemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Quédate en la trinchera y luego corre es un libro que aún no he leído pero al que le tengo muchas ganas, igual con este, puedo decirte que aunque están esos detalles, para nada impiden que puedas disfrutar de la lectura <3

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    La verdad es que no me acaba de llamar la atención así que de momento lo dejaré pasar.
    Besos<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lástima. A ver si entre las siguientes reseñas alguna despierta tu curiosidad <3.

      Eliminar
  4. ¡Hola!

    Me encantan los libros de esta temática. De hecho, me enganché a leerlos gracias al Diario de Ana Frank y ojalá que más adelante pueda leer más libros de esta temática, como este o El niño 44. Gracias por traer esta reseña a tu blog y por la recomendación.

    ¡Besos y nos leemos!

    Marieta ~ Relatos de una náufraga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También a mi me encantan <3 espero que lo disfrutes si te lo lees y que encuentres más libros del mismo tema :3

      Eliminar