Perronautas, de Greg van Eekhout

febrero 20, 2019


«A donde los humanos fueran, los perros irían también»

 Nombre original: Voyage of the dogs
 Autor: Greg van Eekhout
  Fecha de publicación: 4 de septiembre de 2018
 Géneros: Acción, aventura, ciencia ficción e infantil

LADITO, CAMPEONA, BICHO y MARGARITA son Perronautas, perros especialmente entrenados para ayudar a los astronautas en misiones espaciales. Ellos y la tripulación humana a bordo de la astronave Laíka viajan por el Universo para formar una colonia espacial en un planeta distante.

Pero la misión se complica, y de repente los Perronautas se encuentran completamente solos en una nave gravemente dañada.

Las catástrofes se suceden y la supervivencia parece imposible. Pero estos valientes caninos son Perronautas, y los Perronautas siempre cumplen su misión.
Lo primero, como siempre, agradecerle a Babelio y a Editorial Grupo Océano por permitirme recibir este libro a través del programa Masa Crítica. Anteriormente tuve oportunidad de participar en esta iniciativa y recibí México esclavizado, por si gustan ir a ver aquella reseña.

Y bien, pasando a lo que en esta entrada nos concierne, Ladito, Bicho, Campeona y Margarita son los perros que nos acompañan a lo largo del viaje interestelar que se relata. Creo que una de mis cosas favoritas con esta lectura fue el hecho de que, aunque la tensión está presente en todo momento por la situación que nuestros amigos están viviendo, nunca faltan las oportunidades para soltar chistes que te arranquen sonrisas incluso con toda la preocupación que sientes. Transmite mucho las emociones y es sumamente divertido.

Otra cosa es que es una lectura perfecta para cualquier momento, tanto para mantener a un niño quieto y tranquilo un rato como para desestresarse de una larga semana de trabajos (y créanme que estos dos puntos los he comprobado).

Creo que no hay demasiado que comentar, es una trama muy sencilla pero muy entretenida que plantea ideas interesantes acerca de la evolución tecnológica, pues, además de la colonización de un nuevo planeta, muestra aparatos capaces de traducir el lenguaje perruno en lenguaje humano y la capacidad de viajar largas distancias a la velocidad de la luz.

Algo que me pareció muy curioso es que en ésta historia no hay tal como un villano que esté presente, más bien, el único villano, que, en realidad, es un «ser» completamente neutral, es el espacio mismo pues, aunque no es en sí un personaje, es el que, creo que en todas las ocasiones, causa los problemas de los Perronautas.

Por último, es justo mencionar las enseñanzas que transmite la novela. La primera es la importancia de la perseverancia, tanto en una tarea que se te haya encomendado, como en una meta personal, y la segunda es el recuerdo del amor incondicional de los perros hacia los humanos; bien dicen que un perro jamás te romperá el corazón y Ladito, no solo confirma ésto, sino que va más allá.

Solo me queda agradecer nuevamente a Babelio, a Masa Crítica, a Océano y, ¿por qué no? a Greg van Eekhout, porque gracias a ellos la historia de éstos valientes perros llegó a mis manos en el momento perfecto, rescatándome un ratito de todo el estrés que me agobia últimamente y haciéndome pasar un muy buen día ladrandoles en morse a mis perros.
Foto y biografía obtenidas de GREG VAN EEKHOUT
Nací y crecí en Los Ángeles, California, en barrios con hippies, criminales, trabajadores y estudios de cine.

Como muchos escritores (y muchas personas que no son escritores, para el caso), he hecho varias cosas para poner comida en la mesa y mantener un techo sobre mi cabeza. He trabajado como un vendedor de helados (o un cucharón, como a veces se llama a las personas que venden helados), un recaudador de fondos político (o un vendedor por teléfono), un empleado de una tienda de cómics, un librero, un gerente asistente de librería, un desarrollador multimedia educativo. , y un profesor universitario (de inglés y de desarrollo multimedia). Entre otras cosas.

He vivido toda mi vida en la mitad occidental de los Estados Unidos. Prefiero las playas a los desiertos. Actualmente vivo en San Diego.

Mis padres eran holandeses-indonesios. Si conoces un buen restaurante indonesio en San Diego, avísame, ¿eh?

Mi nombre y apellido se pronuncia así: Van , como en el tipo de cosas que manejas, eek , como en "Eek, ¡los robots asesinos están pisoteando los coleros!" Y hout , como "out" con una h delante de él . El énfasis está en el Eek. Dilo conmigo: van EEKhout.

¿Por qué no miras también alguna de éstas?

3 pedacitos de opinión al respecto

  1. Hola, Miscretsita! Vaya, suena muy interesante la novela, y me alegra que tanto a ti como a tu hermano os haya gustado y hayáis podido disfrutarla 😉

    Ya sé que le leeré a mi prima de ocho años cuando se ponga pesada jajaja

    Gracias por la idea 🤗

    Nos leemos 😘

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa!!
    Creo que lo que más me impresiona de esta historia es que los protagonistas son perritos, nunca he leído una historia con animales por protagonistas. Tiene muy buena pinta así que me la apunto.çUn beso!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Aunque la portada me parece preciosa y me gusta mucho que salgan animales, tengo que admitir que no me llama demasiado la atención. De todas formas, gracias por traer esta reseña a tu blog y por la recomendación.

    ¡Besos y nos leemos!

    Marieta ~ Relatos de una náufraga

    ResponderEliminar