Retazos de un mujeriego: No mires atrás, de Luz Maestre

marzo 01, 2018


 Nombre original: Retazos de un mujerigo: No mires atrás
 Autor: Luz Maestre
 Serie: Amor sin condiciones (2)
 Libro anterior: Aledis: Las perras no siempre ladran
 Libro siguiente: ---
 Fecha de publicación: 3 de octubre de 2017
 Géneros: Humor, romance
La vida del soltero de oro comienza a cambiar tras la difícil decisión de dejar ir a la mujer que ama. Pensó que sería un camino solitario, pero llevadero. Sin embargo, los sentimientos del primer amor lo desbordan de tal modo que lo harán perder el norte. ¿Podrá el mujeriego apartarse del camino y olvidar? ¿Retomar una vida llena de excesos y mujeres? Estaba preparado para ello o eso creía. Pero si había algo a lo que no estaba dispuesto, era a volverse a dejar enredar en los lazos del amor. 
¡Hola! Aquí estoy después de tanto tiempo trayendo la segunda parte de Amor sin condiciones. Me disculpo primero por el tiempo que he tardado, yo sé que regularmente tardo muchísimo menos en traer las reseñas pero mi computadora no me ha estado permitiendo hacer nada a gusto y pues así no se puede. Segundo, le quiero dar las gracias a Luz Maestre por permitirme seguir leyendo las aventuras de este grupito ¡Mil gracias!

Para empezar con esta reseña, les quiero recordar un poquito que en el libro anterior nos quedamos con Aledis y Brais felizmente casados (antes del epílogo, claro) y con un Christian completamente destrozado, y es con esa misma premisa que comenzamos este libro en el que nos toca seguir de cerca ahora al mujeriego de oro y ¿cómo no? al bueno de Elián que no podía faltar con sus locuras para darle a este libro el toque de humor que tuvimos en el anterior. De los personajes ya también hablé un poquito en la reseña anterior, pero de todos modos lo haré de nuevo, comenzado por el protagonista, Cristian, quien, como se puede saber desde el título, es un mujeriego empedernido que, sin embargo, pasa buena parte de la historia con huequetetote en el corazón tras la feliz boda de su amada Aledis con su mejor amigo Brais. Cristian fue un personaje que, a pesar de todo me gustó mucho y me cayó muy bien, primero que nada porque muy a pesar de todo, es un hombre que sabe respetar y amar como se debe, y en segundo lugar porque incluso a pesar de todo su sufrimiento no haría nada para apartar a Aledis de Brais si con él es feliz.

Otro de los personajes que hay y que ahora toma muchísimo más protagonismo que antes es la loca de Elián, quien en esta ocasión pasa de ser la sombra de Aledis a ser la sombra de Cristian, cometiendo, no solo algunos intentos de violación contra el rubio, sino también muchísimas locuras en su afán de hacer sentir mejor a su amigo. Elián ha sido también ahora un personaje bastante agradable, aunque, más que por lo que pueda aportar a la historia, por ser alguien que siempre sube los ánimos y saca bastantes risas con sus ocurrencias. Continuando con los personajes que vienen desde el libro pasado, tenemos a Brais y Aledis que, aunque son personajes en los que no quiero profundizar mucho sí debo decir que la Aledis de ahora parece completamente irreconocible con respecto a la diseñadora berrinchuda que era antes y el Brais que tenemos ahora está también muy cambiado, lo vemos mucho más seguro de sí mismo pero igual de ciego ¿ahora con quién? pues con la bruja de su madre que de verdad que se convierte en una mujer insufrible; nada más por eso no me termina de agradar este nuevo Brais. El último de los personajes, uno que es más o menos nuevo (ya nos la estrenó Luz Maestre en el epílogo de Aledis: Las perras no siempre ladran) es Karla, un muchachita venezolana, luchadora y de mucho carácter a la que Cristian conoce por pura casualidad y quien ha salido de su país en busca de grandes sueños para encontrarse con un tropiezo tras otro. Karla es un personaje que me gustó mucho en la historia porque sufre y se enfrenta a un montón de problemas sola, y, aunque casi siempre cuenta con el apoyo de alguien, es capaz de enfrentarse a sus propios sentimientos ante todo lo que pasa.

La historia en general del libro fue algo que llamó mucho mi atención ya que, aunque muy por encimita, trata temas como el embarazo, la inmigración ilegal, las relaciones tóxicas, los celos, los problemas familiares, entre otros, y en el aspecto del humor me gustó mucho más que Aledis, ya que, aunque ahora la bruja no les hizo ningún encantamiento ni hubo de matar a nadie para resolver las cosas, Elián en todo momento estuvo a la orden del día con una de sus ocurrencias para animar tanto a Karla como a Cris en sus momentos de pena. Si hubo algo que no me gustara tanto, fue lo increíblemente fácil que se arreglaron las cosas con Hugo al final, cuando Cristian lo llamó para que hablara con Karla, no sé si no me convenció Hugo o no me gustó que Cris hiciera eso, o las dos cosas, pero no fue una de mis partes favoritas. Por otro lado, una escena que no me acabó de convencer pero que guardo con cariño es la del aeropuerto, cuando Karla no se va, porque, aunque es muy lindo el sentimiento que pega mientras ocurre, me da a que era muy predecible, aunque el rato de duda entre saber si se había ido y Cris iría tras ella a Venezuela o no, nadie lo quita.

En conclusión, si les gustó Aledis: Las perras no siempre ladran, este libro les va a fascinar, risas duplicadas, la historia de cómo el personaje que tanto nos enamoró cuando estuvo junto a Ale en todo momento encuentra al amor de su vida y muchas muchas más locuras de Elián (entre ellas hacerle sus más oscuros y pervertidos deseos realidad a un sacerdote ewe). Lo recomiendo mucho y me ha dejado con muchas muchas ganas de más.
Foto y biografía proporcionadas por la autora
Es autora autopublicada y publicada de manera reciente por la editorial Canto del libro. Por el momento tiene tres libros en Amazon: Ranita busca príncipe, no importa el color, Aledis: las perras no siempre ladran y Retazos de un mujeriego.


Comenzó a escribir hace varios años, pero no se animó a publicar hasta el 2017. Escribe comedia romántica, pero siempre intenta dejar un mensaje sus historias; sobre bullying, el valor de quererse uno mismo, consecuencias de los actos que cometemos, etcétera.

También escribe fantasía, misterio, suspense y hasta novela negra.

¿Por qué no miras también alguna de éstas?

3 pedacitos de opinión al respecto

  1. No termina de llamarme la atención así que en este caso lo dejaré pasar. Gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Me alegro que hayas vuelto por aquí, entiendo lo que son los problemas con las computadoras jajaja :( En cuanto al libro, no me ha llamado mucho la atención, no suelo leer este tipo de genero por lo que por el momento lo dejo de lado pero capaz en un futuro me anime a probar el genero jajaja :3 ¡Nos leemos!

    Jazmin - Navegando entre Letras

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Se te echaba de menos, me alegra de que hayas vuelto. En cuanto al libro ha captado mi atención, así que me iré a ver que tal es.
    Besos<3

    ResponderEliminar